•  x 

    Carro vacío

Dispositivo Salipen clica para ver el video    

https://www.youtube.com/watch?v=QCgoaWMbhJ4[/como funciona]

Dispositivos de Saliwell para la sequedad de boca crónica

Saliwell ha desarrollado varios dispositivos intraorales paa controlar la sequedad bucal.Estos llevan un pequeño chip incluido , que estimula el sistema salival.Las glándulas salivales aumentan la cantidad de secreción.Este efecto ,causa una reducción en la sequedad bucal y una mejora en la calidad de vida de los pacientes que sufren de sequedad de boca crónica,causada por el síndrome sjögren, Radioterápia de la zona de cabeza y cuello,medicación(antidepresivos) entre otros.

El dispositivo puede ser hecho a medida(Genarino) incluído en una férula , para ello se requiere una impresión tomada por el odontólogo o bien el dispositivo standard Salipen(ver video adjunto) que encaja en todas las bocas y se puede adquirir en Farmacias, depósitos dentales o en la consulta del clínico.

La xerostomía puede ser causada por enfermedades sistémicas o por efecto iatrogénico. Dentro de las enfermedades asociadas a la reducción del flujo salival se incluyen enfermedades autoinmunes (particularmente el Síndrome de Sjögren), la enfermedad de Alzheimer, la depresión y la diabetes. Las infecciones causadas por virus sialotrópicos como el virus de la hepatitis C (VHC) o el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la sarcoidosis, los linfomas o la enfermedad de rechazo al injerto pueden llevar a daños inflamatorios de las glándulas salivales generando disfunción y como consecuencia xerostomía (10). Por otra parte, la reducción del flujo salival puede ser inducida por tratamientos médicos impartidos, ya sea a través de medicamentos, radioterapia de cabeza y cuello, quimioterapia o transplante de médula ósea (11,12). Cerca de 400
medicamentos causan xerostomía como un efecto adverso (13). Entre estos fármacos, destacan: agentes anticolinérgicos, antidepresivos y antisicóticos, antihipertensivos, tranquilizantes, antidiuréticos, antihistamínicos, relajantes musculares, analgésicos narcóticos y antiinflamatorios esteroides y no esteroides (14). La mayoría de éstos, se toman durante largos periodos de tiempo e incluso durante toda la vida, y sus efectos nocivos aumentan con el paso de ésta. El flujo salival se reduce significativamente cuando dos o más medicamentos hiposalivatorios son ingeridos simultáneamente (15).

 

Resumen

El tratamiento de la xerostomía es un problema clínico común en la práctica de la medicina oral. Aunque se han utilizado algunos tratamientos para mejorar los síntomas de la xerostomía, ninguno es completamente satisfactorio para los pacientes que sufren esta alteración. En los últimos años se han desarrollado tratamientos no farmacológicos basados en la electroestimulación para el tratamiento de la xerostomía. Esta revisión pretende presentar los nuevos desarrollos para el tratamiento
de la xerostomía utilizando la neuroelectroestimulación con electroestimuladores miniaturizados de uso intraoral. Estos dispositivos aumentan la secreción salival y causan una mejoría de los síntomas de sequedad bucal. Su efecto se obtiene por medio de la estimulación del nervio lingual en cuya cercanía se colocan los electrodos del aparato. El propósito de este mecanismo es tanto estimular directamente las glándulas salivales inervadas por ese nervio como mejorar el arco reflejo salival. Se han llevado a cabo estudios clínicos que han demostrado el efecto humectante del método descrito en esta comunicación.

Palabras clave: Xerostomía, electroestimulación, hiposalivación, saliva, boca seca.

Introducción

La xerostomía es un síntoma de sequedad bucal que ocurre cuando el flujo salival no es suficiente para compensar la pérdida de fluido de la cavidad oral y en la mayoría de los
casos resulta de la hipofunción de las glándulas salivales (1). Los estudios poblacionales sobre xerostomía están basados en cuestionarios que indagan si y con qué frecuencia las personas sufren sequedad en la boca. De acuerdo a varios reportes, su prevalencia en la población adulta (personas que refieren sufrir de sequedad en la boca ya sea recuentemente o siempre), oscila entre un 10 y un 29%, afectando más a las mujeres que a los hombres (2,3). Esta condición tiene particularmente una alta prevalencia en poblaciones de adultos mayores (4). Sin embargo, sorprendentemente un aumento de casos de xerostomía ha sido reportada recientemente en adultos jóvenes (5). Ante un paciente con xerostomía, los odontólogos se enfrentan a un problema difícil de tratar. El tratamiento con lubricantes o saliva sustituta y la estimulación de saliva por métodos gustatorios o masticatorios puede generar una mejoría, pero la xerostomía puede recurrir una vez que el tratamiento activo sea interrumpido (6). Tratamientos farmacológicos, como el hidroclorhidrato de pilocarpina, han sido estudiados extensamente, sin embargo, más de la tercera parte los pacientes presentan efectos colaterales similares a los producidos por otros medicamentos colinérgicos, que incluyen: malestar gástrico, sudoración, taquicardia, bradicardia, arritmia, incremento de las secreciones pulmonares, del tono muscular y de la frecuencia urinaria y visión borrosa (7,8). En un estudio reciente, individuos con xerostomía expresaron la necesidad de un método funcional no farmacológico para su tratamiento, sin embargo, ninguno de los tratamientos actuales cumple con estas expectativas (9). El propósito de esta revisión es presentar los factores clínicos más relevantes de la xerostomía y los últimos avances de la neuroestimulación para el tratamiento de ésta, basados en el conocimiento del control neurológico de la secreción salival.